Adopta una autora

Llegar al estrellato siempre cuesta mucho trabajo y son muchos los que se quedan atrás. Sin embargo, no quiere decir que estos no se hayan esforzado, o que no deban recibir conocimiento por su trabajo. El proyecto «Adopta una autora» consiste en justamente eso. Una vez adoptada la autora que hayas escogido, tienes que dar a conocer su vida y obra. No importa su nacionalidad, género, formato de lectura o época.

Si, por el contrario, no tienes una propuesta muy clara, existe una lista de la que puedes escoger a quien tú quieras. Deberás rellenar un formulario, para asegurar que la elegida no está adoptada ya, y ya tienes vía libre para escribir sobre ella. La autora, por supuesto, no tiene que ser muy conocida, por lo que Agatha Christie, Suzanne Collins y María Dueñas no valen.

Existen tres requisitos:

  • La adopción se hace a largo plazo, por lo que no se puede ir cambiando de autora cada mes. Puedes cambiar de autora cuando hayas escrito al menos una reseña y una pequeña investigación.
  • Mientras la hayas adoptado, deberás escribir una entrada o grabar un vídeo cada dos meses (como mínimo). Se pueden hacer excepciones si están justificadas y si las comentas con la organización previamente. Se pueden escribir reseñas de sus obras, investigaciones sobre su vida o sobre su obra, entrevistas, citas, traducciones,… Puedes publicar en tu propio blog, canal de Youtube o podcast. Sin embargo, si no tienes blog propio, también puedes publicar en el de Adopta una autora.
  • El contenido tiene que ser original. Quien cometa plagio será expulsado del proyecto.

Si, por otra parte, lo tuyo no es escribir, puedes colaborar de otra forma. En este proyecto participan también correctores, lectores, ilustradores, animadores de redes sociales, etc. ¿A qué estás esperando?

Intérprete ¿se nace o se hace?

Muchas personas ven al intérprete como un héroe con superpoderes. ¿Cómo cambia de idioma tan rápido? ¿Cómo es capaz de transmitir un discurso utilizando solo su memoria y sus símbolos?¿Cómo puede hablar y escuchar a la vez? Sin embargo, estos poderes, ¿se adquieren o se nace con ellos?

No es raro que en una clase de interpretación se plantee esta pregunta. La respuesta, por supuesto, está sujeta a opiniones. Está claro que el tener una serie de habilidades puede facilitar el trabajo. Por ejemplo, muchas intérpretes son mujeres, puesto que nuestro cerebro está programado para hacer dos cosas a la vez con más facilidad que un hombre. Por supuesto, esto no quiere decir que no haya intérpretes hombres, ni que estos sean peores que las mujeres.

A pesar de lo que pueda parecer, la interpretación no es magia. La práctica y la documentación son la clave. Alguien que tiene habilidad pero que no practica y no se documenta no va a ser un buen intérprete. De la misma manera, alguien que se documenta y practica va a llegar a ser un gran intérprete. Todo puede lograrse con esfuerzo, y ser intérprete no es la excepción.

Tengamos más o menos facilidad, todos tenemos que practicar, esforzarnos y amar lo que hacemos. Si quieres ser intérprete y te esfuerzas para hacerlo, podrás serlo. Así de sencillo.

Sacagawea

La Malinche no fue la única indígena que desempeñó las labores de un intérprete. Sacajawea también cumplió esta función de forma brillante.

Nació en 1787 en el seno del clan agaidikan, perteneciente a la tribu de los shoshone. Siendo todavía una niña, una tribu adversaria la raptó junto con más chicas del poblado. Allí, la obligaron a casarse con Touissant Charbonneau, un mercader francés. De hecho, hay versiones que dicen que ganó a Sacagawea en una apuesta.

Resultado de imagen de sacagawea

Lewis y Clark hicieron un alto en su expedición para contratar a intérpretes, y uno de los elegidos fue Charbonneu, de quien esperaban que se trajera a su mujer por su dominio de la lengua shoshone. Así pues, él y Sacajawea se trasladaron al fuerte norteamericano, donde nació su hijo, conocido como Pompy («primer viajero»). El objetivo de la expedición era cartografiar y establecer presencia al oeste de los Estados Unidos, por lo que las habilidades geográficas de Sacagawea fueron de gran ayuda. Además, les brindó protección gracias a sus conocimientos de plantas medicinales. Uno de los pueblos por los que pasaron fue el suyo propio, por lo que pudo reencontrarse con su familia. Gracias a esta expedición, se realizó el primer cruce oficial por el oeste del país, desde Dakota del Norte hasta Oregón.

Existe controversia sobre su muerte, puesto que algunos afirman que murió en 1812 por una enfermedad desconocida. Sin embargo, algunas tradiciones nativo americanas afirman que Sacagawea se alejó de su esposo y se unió a una tribu comanche de las Grandes Llanuras, en busca de su tribu originaria. Se dice que se casó con alguien de esta tribu y que cambió su nombre a Porivo.

Sobre la escritura de su nombre también existen diversas opiniones:

  • Algunos afirman que se escribe Sacagawea, puesto que es la que utilizan Lewis y Clark cuando la mencionan en sus diarios.
  • Otros afirman que la forma correcta es Sakakawea, puesto que significaría “mujer pájaro” en hidatsa. Al parecer, Charbonneau mencionó que el nombre de su esposa significaba “mujer pájaro”.
  • La última opinión apuesta por Sacajawea, que proviene del shoshone “halador de bote” y es la escritura predilecta de lo Lehmi Shoshone. Algunos académicos la consideran incorrecta porque afirman que se utiliza la “j” por la pronunciación fuerte de la “g” del nombre original.

Sus interpretaciones favorecieron a negociar con las tribus shoshones y a evitar derramamientos de sangre. Se dice que sirvió de inspiración a sufragistas de la época, puesto que se le permitía votar en las decisiones de la expedición. Es un símbolo de la valía de las mujeres y de su independencia.

Premios de traducción

La mejor película recibe un Óscar, la mejor canción recibe un Grammy y los mejores reportajes reciben un Pulitzer. Pero, ¿qué premios puede ganar una traducción?

Premio ATRAE: esta asociación otorga galardones para reconocer los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual. Los socios proponen un máximo de tres candidaturas por categoría (mejor traducción y adaptación para doblaje, voces superpuestas y mejor subtitulación en vine, TV, DVD, TV o dispositivo móvil; y mejor traducción de videojuego para consolas, PC, web o dispositivo móvil) y los ganadores del año anterior escogen a los finalistas. Esta asociación también otorga el premio Xènia Martínez a aquel que haya contribuido a dignificar la profesión.

Premio Nacional a la Mejor Traducción: es el premio más importante de España. Lo otorga el Ministerio de Cultura y premia a la mejor traducción de una obra extranjera a una de las lenguas oficiales, aunque generalmente es el español. Anteriormente se llamaba premio Fray Luis de León. Lo concede anualmente un jurado compuesto por filólogos y traductores. Tiene dos categorías: premio a una obra traducida y premio al conjunto de una obra. La última premiada (2016) es Ana María Bejarano Escanilla, por su traducción de Gran Cabaret, de David Grossman.

Premio Nacional a la Obra de un Traductor: reconoce la trayectoria de traductores literarios destacados. Se concede desde 1989.

Premio Stendhal de Traducción: convocado por la Fundación Consuelo Berges desde 1983, galardona la mejor traducción literaria al español de un original francés. Se concedió por primera vez en 1983, el año del centenario de Stendhal. El último premio se otorgó en 2011, aunque se reanudará este año.

Premio de Traducción Ángel Crespo: lo otorga la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Autónoma de Barcelona y el Centro de Lingua Portuguesa / Instituto Camões de Barcelona. Los años pares se premia a las obras de traducción de portugués al español y en los impares a la traducción del portugués al catalán.

Premio de Traducción Tomás Segovia: está organizado por diversas entidades culturales y literarias de México. Es el premio más joven, puesto que nació en el año 2012. Un año se premia a traductores de cualquier idioma al español, y al año siguiente se premia a los traductores de español a cualquier idioma.

 

La Malinche, una de las primeras intérpretes de la historia

Hemos oído muchas veces la historia del descubrimiento y la conquista de América, pero nunca nos hemos planteado los problemas lingüísticos que surgieron. ¿Cómo podían pactar treguas, llegar a acuerdos, entenderse entre ellos? ¡Si cada bando hablaba un idioma diferente!

La Malinche fue una de las figuras que ayudó a que los bandos se entendieran. Malinaalli Tenépatl tuvo una infancia difícil. Después de que su padre muriera y su madre se casara con un otro hombre, la pareja la abandonó para poder dedicarse en cuerpo y alma a su nuevo vástago. Unos mercaderes acogieron a Malinalli y la vendieron como esclava a otros comerciantes mayas, quienes acabaron por venderla al señor de Potonchán. Pero su viaje no acabo allí, puesto que este la entregaría a Hernán Cortés en marzo de 1519 como parte de la lote para firmar la paz. Una vez más, esta cambió de manos cuando Cortés la entregó a un pariente lejano suyo, Alonso Hernández Portocarrero.

Viajó con la expedición española a San Juan de Ulúa (una isla de México), donde hablaban náhuatl. Jerónimo de Aguilar, un español que sabía maya, no pudo hacer sus funciones de intérprete, puesto que desconocía este dialecto. Sin embargo, Maninalli (ahora Marina, después de haber sido bautizada), pudo demostrar su valía como algo más que una mera sirvienta, puesto que sí lo conocía. Después de verla en acción, Cortés decidió enseñarle español para poder sacar partido de las habilidades de la indígena.

Resultado de imagen de la malinche

A partir de entonces, la situación de Marina cambió radicalmente. La colaboración entre Cortés y Marina fue muy estrecha. De hecho, llegaron a ser amantes. No obstante, él estaba casado, por lo que organizó el matrimonio entre Marina y otro conquistador, Juan Jaramillo. La boda no se vio con buenos ojos, dado que Marina era india y madre soltera, pero esta dotaba de una buena posición social a Marina.

Diversos historiadores afirman que, gracias al conocimiento de las lenguas indígenas,  la geografía y la situación política del país, doña Marina logró que la conquista de México fuera menos cruenta y más rápida de lo que podría haber sido. Desde el punto de vista de los mejicanos, Marina traicionó a su pueblo, dado que se puso de parte de Cortés y obtuvo beneficios. De ahí que se le conozca como La Malinche, que, en algunas zonas de Latinoamérica, quiere decir «persona que comete traición».

A pesar de la controversia que pueda rodear a Marina, no se puede negar que su papel, al igual que el de todos los intérpretes, fue vital para facilitar que dos culturas diferentes se entiendan.

 

Las intérpretes en el Ejercicio Tierra

Esta semana dos alumnas de Traducción y Comunicación Intercultural hemos participado en el Ejercicio Tierra. Este ejercicio es una simulación de guerra entre dos países ficticios, Northland y Southland. Cadetes de la Academia General Militar y estudiantes de la Universidad San Jorge trabajamos conjuntamente para que esta simulación sea lo más real posible. Así, los PIO (Public Information Officer) y los estudiantes de la USJ (Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas y Traducción y Comunicación Intercultural, en esta edición) nos encargamos de la propaganda, las ruedas de prensa y las noticias.

El rol específico de las estudiantes de TCI consiste en la traducción de noticias y en interpretaciones consecutivas de las ruedas de prensa, que fueron lo que más llamó la atención al resto de participantes. Se interesaron por las técnicas y la formación necesaria para llevar a cabo una interpretación. También alabaron nuestra labor y la dificultad que conlleva un trabajo como este.

Desde aquí, queremos dar las gracias a los organizadores de la actividad y a sus participantes, por la acogida que tuvimos y el buen rollo que reinó en cada segundo. Nunca olvidaremos las anécdotas y las bromas. Pudimos descubrir el funcionamiento real de la Academia General Militar y el Ejército, además de hacernos a la terminología militar. Hemos vivido una experiencia muy enriquecedora en la que hemos conocido a gente muy interesante y en la que nos hemos sentido animadas y valoradas en todo momento. ¡Gracias!

Cómo mantener el nivel en un idioma

A veces puede resultar difícil mantener el nivel de un idioma si no se va a clases o si no se tiene contacto directo con el idioma en sí. Una alternativa que puede ayudar a que no perdamos el nivel la encontramos en Internet. Por ejemplo, se pueden escuchar canciones o podcast para practicar la comprensión oral.

Si ahora que es verano tenéis un momentito, os aconsejo que le echéis un vistazo a estas páginas en las que podréis encontrar podcast muy interesantes tanto en inglés como en francés.

Inglés:

Un monologuista y profesor sube podcast cada 3 o 4 días: http://teacherluke.co.uk/

Para estar al día del ámbito empresarial: https://www.businessenglishpod.com/category/negotiating/

EEUU y cosas curiosas: https://learningenglish.voanews.com/

La BBC sube diversos podcast, como estos relacionados con la historia: http://www.bbc.co.uk/podcasts/category/history

Para tantear otros acentos, este es el link de una radio australiana: http://www.abc.net.au/radionational/podcasts/program/

Francés:

Información histórica: http://blog-histoire.fr/

En este link, todas las invitadas son mujeres: http://www.nouvellesecoutes.fr/la-poudre/

Narraciones en primera persona: http://www.slate.fr/podcasts

Los dos comentaristas son belgas: https://www.franceinter.fr/emissions/si-tu-ecoutes-j-annule-tout

Historias con diferentes personajes: https://www.franceinter.fr/emissions/nuits-noires

¡A practicar!