Model European Union 2017

 El Model European Union es una simulación de un congreso europeo que, desde su fundación en 2007, reúne cada año a un grupo de estudiantes universitarios. Durante una semana, 200 jóvenes europeos debaten  en el Parlamento Europeo para dar solución a dos problemas diferentes. Este año se llevará a cabo entre el 18 y el 25 de marzo en Estrasburgo y los problemas propuestos son la lucha contra el terrorismo y el acceso de los países del tercer mundo al mercado interno.  Estos 200 jóvenes tienen diferentes papeles, tales como:

  • Miembros del Parlamento Europeo
  • Ministros
  • Intérpretes
  • Miembros de grupo de presión
  • Periodistas

En concreto, los intérpretes trabajan en cabinas haciendo simultánea, aunque también hay oportunidades de practicar la consecutiva y el chuchotage.

Para participar, tienes que enviar tu currículum, rellenar un cuestionario, escribir una carta de motivación de 250 palabras, responder una de las preguntas que se te piden mediante una redacción de 500 palabras y enviar cualquier otro documento que se te solicite. Además, para ser intérprete hay que adjuntar también el expediente académico de los últimos dos años (en inglés) y una carta de referencia, pero no se te exige escribir la redacción. Eso sí, hay que tener entre 18 y 26 años, ser estudiante o graduado de Traducción o Interpretación y tener inglés como idioma B.

¿A qué esperas? ¡Tienes de tiempo hasta el 22 de enero para enviar tu solicitud!

 

 

Refugiados de guerra: ¿traducción empática?

A menudo, cuando hablamos de nuestro grado y de la que será nuestra profesión, se da por hecho que es simplemente aprender un idioma a la perfección, que tan solo se trata de descodificar el texto de origen y codificarlo de nuevo en la lengua de llegada, como algo mecánico, algo que se hace inherente y que se nos convierte en un acto reflejo, como un acto más bien frío.

No obstante, a lo largo de la vida (no solo en el ámbito académico y laboral, sino en general), nos encontramos en situaciones que nos marcan, con personas que nos inspiran con su vida. Escuchamos historias, anécdotas,… pequeños detalles que nos hacen crecer como personas.

Vale, pues imaginemos cómo nos afectaría compartir un pedacito de nuestra existencia con una persona que ha arriesgado su vida, que ha considerado que el camino de piedras o el mar son más seguros que su propio hogar, que ha dejado atrás todas sus memorias solo para sobrevivir… Exacto, imaginemos estar frente a una refugiada o a un refugiado de guerra. ¿Cómo reaccionaríamos ante el dolor de sus ojos y qué le diríamos cuando nos contase lo que estos han presenciado? ¿Podríamos acaso contener las lágrimas o nuestra repentina palidez?

https://i1.wp.com/a.abcnews.com/images/International/AP_ukrainian_children_2_jt_150215_16x9_992.jpg

Ahora, imaginemos que tenemos que traducir o interpretar su testimonio. Si pensamos con lógica, nos damos cuenta que no solo tenemos que tener un amplio conocimiento de la lengua de origen y eficacia en el proceso traductor, sino que tenemos que saber canalizar nuestros sentimientos y no dejarnos gobernar por ellos para que el mensaje que transmitimos sea lo más fiel y objetivo posible. El intérprete tiene que lograr transmitir el mensaje del refugiado, un mensaje duro y cargado de emociones, siendo lo más profesional posible e intentando no exteriorizar en ese momento lo que tal mensaje le hace sentir.

Desde luego, después de esta explicación, el estereotipo de «tradumaquineta» se hace añicos y se puede ver claramente una figura humana colaborando con el mundo haciendo uso de su pasión: el lenguaje.

https://i2.wp.com/fundacionfpsc.org/comun/imagenes/Image/NEWSLETTER/MARZO%202015/Carabanchel%202.jpg

Fuente de la primera imagen: a.abcnews.com/images/International/AP_ukrainian_children_2_jt_150215_16x9_992.jpg

Fuente de la segunda imagen: http://fundacionfpsc.org/comun/imagenes/Image/NEWSLETTER/MARZO%202015/Carabanchel%202.jpg

Mi experiencia en el MEIC

Supongo que, a pesar de lo que sabemos de la interpretación, si nos preguntasen lo que es un Máster en Interpretación de Conferencias o cuáles son todos los aspectos del mismo, nos quedaríamos muy cortos. Laura ya explicó en qué consiste el MIC, por lo que yo voy a centrarme en otras cuestiones. Decidí irme de Erasmus a Rumanía para mejorar mi nivel del idioma y para ver lo que es el Masterat European de Interpretare de Conferinta de la Universidad Babes-Bolyai porque me gustaría formarme en un MIC al terminar la carrera.

Este máster en la UBB es de dos años, dedicándose el primero a la interpretación consecutiva y el segundo a la consecutiva y simultánea. Sin embargo, durante el primer semestre del primer curso se trabaja con consecutiva sin toma de notas, por lo que al finalizar el semestre los alumnos son capaces de reproducir discursos de 4-5 minutos sin ninguna ayuda material. A pesar de que esto me sorprendió cuando llegué, ya que yo quería perfeccionar mi técnica de toma de notas, hubo otro aspecto del máster que me impactó más y al que sigo sin haberme acostumbrado. Descubrí que, para ser intérprete, debía escribir discursos. Mi sorpresa se debió a que, como intérpretes, nos dedicamos a reproducir los de otras personas en otros idiomas. Por lo tanto, no entendía muy bien la meta de esta actividad. A pesar de que con los meses he comprendido los aspectos positivos de este requerimiento, los negativos siguen pesándome más.

Como he dicho, las interpretaciones consecutivas de este primer semestre se realizan sin notas, por lo que los discursos deben prestarse a la situación. Es decir, contener información fácil de retener y, a medida que avanzan las semanas, introducir elementos más complicados y que supongan más desafío. Por ejemplo, empezamos escribiendo discursos que no contuvieran cifras, sin embargo a estas alturas sí que utilizamos tanto cifras como porcentajes, entre otras cosas. A la dificultad de los discursos se suma el género de los mismos. Como os imaginaréis, no se trata simplemente de escribir, sino de hacerlo siguiendo algunos patrones, centrándonos en la temática que se nos pide o en las características que deben tener los discursos. Por ejemplo, trabajar con discursos en los que, más que el mensaje en sí, lo más importante es el orador u otros en los que la información debe presentarse como una explicación. Una vez tengamos claras todas estas cuestiones, debemos prestar atención también a los gustos de los docentes:

  • Hay algunos con los que hemos trabajado diferentes géneros, entre los que se encontraban los narrativos, explicativos o los que he mencionado en que es muy importante la figura del orador.
  • Otros, prefieren los discursos visuales, que permiten imaginarse el discurso como si de una historia se tratase. Para estos docentes este tipo de discursos son los más adecuados para las consecutivas sin toma de notas, ya que presentan toda la información como si la viéramos en una película. Además, presentan las mismas dificultades que los demás porque también contienen cifras, por ejemplo.
  • Por último, otros docentes prefieren los discursos argumentativos en los que aparecen numerosos hechos que deben relacionarse o tener argumentos a favor o en contra. Es decir, discursos que no sean una simple enumeración de hechos, como podrían ser los discursos narrativos.

Por otro lado, para escribir los discursos es necesario documentarse, por lo tanto, además de cuidar nuestras lenguas de trabajo, aprendemos constantemente cosas nuevas, tanto documentándonos para escribir nuestros discursos, como interpretando los realizados por los compañeros. Para que os hagáis una idea, hemos tenido discursos que han hablado sobre quién fue el primer hombre en volar, el sistema educativo de Corea del Sur, los premios Ig Nobel, el mercado negro que gira en torno al cuerno de rinoceronte, la campaña presidencial estadounidense, los beneficios del programa Erasmus+, los diferentes tipos de lágrimas que existen, Stuxnet, las formas que existen para detectar nuevos planetas en el universo o los secretos de la ebanistería.

Por último, para ser buenos intérpretes es necesario ser buenos oradores, como todos sabemos. En el MEIC se trabaja en la oratoria también con los discursos que nosotros mismos escribimos. Para hablar adecuadamente delante de nuestro público no debemos leer el discurso, sino elaborarlo en forma de esquema, lo que nos ayudará a esquematizar la información cuando se tomen notas, o memorizándolo y recitándolo sin ningún tipo de apoyo material. Hay docentes que prefieren la segunda opción para que orador e intérprete estén en igualdad de condiciones en la reproducción del discurso.

No obstante, como he dicho al principio, a pesar de entender la necesidad de todos los aspectos que acabo de mencionar, sigue pareciéndome negativo tener que escribir los discursos porque requiere mucho tiempo hacerlo, precisamente por la necesidad de tener siempre en cuenta todo lo anterior. Este tiempo que debemos dedicar a la elaboración de los discursos es tiempo que no podemos emplear en mejorar nuestra técnica.

Antes de llegar al MEIC solamente había pensado en lo difícil que nos lo ponen algunos oradores a los intérpretes. Sin embargo, nunca había pensado, poniéndome en el lugar del orador, en todas las cuestiones que deben tenerse en cuenta para que el discurso pueda ser interpretado. Obviamente cuando empecemos a trabajar no nos encontraremos con discursos tan bien elaborados como aquellos con los que trabajamos en el máster, en los que todos tienen introducción, cuerpo y desenlace. No obstante, sé que haber tenido que prestar tanta atención a todo lo que aparece en los discursos que yo misma escribo me ayudará a esquematizar los discursos que deba interpretar en el futuro.

¿Por qué leer en lengua extranjera?

A la hora de aprender una lengua extranjera, es importante desarrollar las competencias lingüísticas, comunicativas y culturales.

Al leer en lengua extranjera desarrollamos la competencia lingüística de la comprensión cuando, además de leer las palabras, vamos más allá y leemos las ideas que el autor nos quiere transmitir; es decir, interpretamos la información.

También desarrollamos nuestra competencia comunicativa porque la lectura amplía nuestro léxico. Mientras leemos, encontramos palabras que desconocemos y podemos inferir su significado por contexto, por analogía o buscando en el diccionario.

La competencia cultural la desarrollamos al leer en lengua extranjera porque en este tipo de libros se introducen elementos de civilización y cultura. Por ejemplo, si el personaje principal vive en Zaragoza, se aprovecha esta circunstancia para hablar de los museos más importantes de la ciudad, de sus monumentos, de personajes célebres que vivieron allí.

Por último, destacar que para un traductor es importante la rapidez de lectura porque necesitamos adquirir la mayor información posible en poco tiempo y retener esa información leída para transmitirla después.

alumnos-3o-lecturas
Los autores de esta entrada, los alumnos de tercero

A continuación os dejamos algunas recomendaciones de libros para leer en francés para que tengáis una pequeña variedad de lecturas entre las que elegir según vuestros intereses.

  1. La fille de Brooklyn. Novela de corte policiaco escrita por Guillaume Musso que cuenta la historia de Anna Becker y Raphaël, que se van a casar en tres semanas. Raphaël quería conocer todo sobre Anna, sobre todo, un secreto del pasado de ésta que insistía en no contarle. Un día, tras la insistencia de Raphaël, Anna le preguntó «si hubiese hecho algo terrible ¿me querrías a pesar de todo?», Raphaël le contestó que sí y, acto seguido, Anna le mostró una foto y le dijo que ella era la que había hecho eso. Raphaël, atónito, se fue sin decir nada y cuando volvió, ella había desaparecido. Así que Raphaël se puso a buscarla.
  2. Toutes ces choses qu’on ne s’est pas dites. La novela escrita por el autor francés Marc Levy que narra los días previos a la boda de Julia, quien recibe una llamada del secretario personal de Anthony Walsh, su padre. Walsh es un brillante hombre de negocios, pero siempre ha sido para Julia un padre ausente, y ahora llevan más de un año sin verse. Como Julia imaginaba, su padre no podrá asistir a la boda. Pero esta vez tiene una excusa incontestable: su padre ha muerto.
  3. Les Belles Âmes. La agencia Real Voyages organiza un viaje de ocho días a través de los barrios más pobre de Europa para los amantes del turismo no convencional. El grupo lo forman, en su mayor parte, turistas de un estrato económico alto y «acompañantes» que pertenecen a uno más bajo. Estos «acompañantes» son: el seminarista de sermones apocalípticos, el conductor Jason (se pronuncia Djéson) y Olympe. Los roces entre todos los turistas son palpables desde las primeras páginas y, todo ello, lo cuenta un narrador omnisciente que tiene una especial predilección por uno de los personajes, la pequeña y tímida Olympe.
  4. Nation par Barbès. Este libro narra la historia de dos mujeres: Lena, una francesa, y Aniela, una búlgara. La autora nos narra simultáneamente las historias de estas dos mujeres, de modo que los capítulos impares hablan de Lena y los impares de Aniela. Lena coge el metro a diario para ir a trabajar. Un día, un desconocido la llama cuando está saliendo del metro. Es Jason, un chico que llevaba mucho tiempo observándola en el metro, pero que hasta ese momento no se había atrevido a hablar con ella. Al principio, Lena desconfía de él, pero poco a poco, él se gana su confianza y afecto. Durante este tiempo, en Bulgaria, Aniela sueña con vivir en Francia. Un día lo consigue gracias a un trabajo de intérprete. Se queda a vivir en París, pero comenzar una vida desde cero no es nada fácil. Tendrá la ayuda de Jason, a quien también conoce en el metro. De ahí en adelante, las vidas de estas tres personas estarán relacionadas.

El pueblo gitano

La Semana de las Lenguas y las Culturas prosiguió con una charla sobre el pueblo gitano de la mano de Susi y Marta, voluntarias de la FAGA (Federación de Asociaciones Gitanas de Aragón). Participan en diferentes actividades, como en el llamado “Proyecto de seguimiento escolar”, y  su principal labor es la mediación. Ambas nos explicaron costumbres y valores del pueblo gitano, así como sus orígenes.

Se sabe que los gitanos provienen de la India gracias a los lingüistas, puesto que la lengua que hablaban los gitanos, el romaní, tiene muchas similitudes con algunos de los dialectos de la India. Conocemos su recorrido por Europa gracias a los diferentes préstamos lingüísticos. De la India pasaron a Afganistán, a Grecia y a Creta. También habitaron la zona de Moldavia y Valaquia, donde fueron esclavizados. Para el año 1415 ya estaban presentes en todos los países de Europa.

Viajaban en grupos gracias a salvoconductos emitidos por los reyes del momento. Gozaban de ciertos privilegios, como donativos y comida para sus animales, puesto que se les consideraba peregrinos. Fue así como llegaron a España a mediados del siglo XV: en peregrinación a Santiago de Compostela. Se piensa que no eran más de 1000, pero causaron gran asombro y expectación entre la población local. En 1499 comenzaron a ser perseguidos debido a una pragmática de los Reyes Católicos. Se les exigía servir a un señor y dejar la vida nómada y se les prohibía hablar su idioma, escoger donde vivir, ocupar cargos públicos o llevar su vestimenta. Esta situación perduró hasta 1783, cuando Carlos III emitió una pragmática en la que se reconocía la igualdad de derechos, aunque su residencia tenía que ser fija para ser considerados españoles. Durante el franquismo se les prohibió hablar el romaní y se les tenía estrechamente vigilados. Vivieron bajo una represión cultural hasta la democracia.

Su historia explica que quede poco de su cultura original. En toda España, solo dos personas saben hablar caló, el variante español del romaní. El resto solo conocen algunas palabras. Tampoco conservan muchas de sus vestimentas tradicionales, aunque sí que mantienen algún rito, como el del matrimonio.

Image result for bandera gitana
La bandera del pueblo gitano, que significa libertad.

Susi y Marta trabajan para concienciar a la sociedad gitana de la importancia de la educación y para que escolaricen a sus hijos. Afirman que se han hecho muchos avances, y que ahora hay muchos jóvenes gitanos que quieren estudiar en la universidad, a pesar de su falta de recursos. Además, cuentan con el apoyo de sus familias.

Un tema muy recurrente en la charla fue el racismo o la desconfianza a la que se tienen que enfrentar más a menudo de lo que podemos ser conscientes. Hablaron de casos de racismo en las aulas, en el comercio e incluso a la hora de buscar piso.

Para acabar, nos recordaron que el 12 de enero se celebra el Día de la Cultura Gitana en Aragón, puesto que la primera mención de la historia de la llegada del pueblo gitano en Aragón data de esa fecha, y que el 8 de abril es el Día de la Cultura Gitana en toda España. Se despidieron haciendo gala del llamado «duende gitano», cantándonos una canción típica de las bodas gitanas.

“Una lengua común son valores en común, no una manera común de decir las cosas”

Comenzamos la Semana de las Lenguas y las Culturas con José María Sánchez Carrión, doctor en Lingüística y Filología vasca por la Universidad del País Vasco, licenciado en Filología anglogermánica por la Universidad de Salamanca, catedrático de Bachillerato de lengua y literatura españolas y miembro colaborador de la Real Academia de la Lengua Vasca desde 1983.

Como investigador ha sido técnico superior en SIADECO (Sociedad de Investigación Aplicada al Desarrollo Comunitario), que es una empresa dedicada a la sociolingüística y al sociourbanismo para dar respuestas desde el cooperativismo a los retos del desarrollismo industrial y a la crisis de valores y esquemas de las sociedades tradicionales. Es también autor de obras como Bilingüismo, diglosia y contacto de lenguas, Lengua y pueblo y Un futuro para nuestro pasado.

Para él, la relación entre lengua y pueblo es un reto y una dificultad al mismo tiempo. Hablamos de un reto porque es un ámbito central y transversal a todas las lenguas y sociedades humanas, lo que supone entrar en numerosos campos, tales como la antropología, la psicología, la geografía humana, la lingüística… Además, hablamos de dificultad porque es caldo de cultivo de las ideologías y porque esta transversalidad supone dispersión, como si no hubiera un centro. Él mismo ha trabajado en encontrar ese centro, el cual se puede establecer desde una teoría de la comunicación que permite ver la lengua y el pueblo desde un punto neutro y también aglutinador.

1

La incidencia que tiene este tema en el ámbito político e ideológico obliga a establecer una diferencia entre un planteamiento lógico y un planteamiento ideológico.

Por una parte, el planteamiento lógico es el del método científico. Afirma que la naturaleza está regida por leyes, y dichas leyes son invariables en función del tiempo y del espacio. En principio, podríamos conocer el número total de leyes, pero todo esto dadas dos condiciones:

  • La refutabilidad: ocurre cuando encontramos que el subconjunto no obedece a los planteamientos previos, en cuyo caso hay que modificar las leyes.
  • La reproductividad: si establecemos unas hipótesis, estas tienen que poder ser reproducidas en cualquier tiempo y espacio con los resultados previstos en los experimentos anteriores.

Por otra parte, el planteamiento ideológico, en cambio, determina si algo es verdadero o falso dependiendo de las circunstancias. Aunque tengan una buena base documental, suelen mostrar la parte que les interesa y  soslayan la que suponga un cambio de las conclusiones a las que quieren llegar.

El doctor Sánchez Carrión también nos dejó una serie de preguntas interesantes que nos invitan a la reflexión, como por ejemplo:

¿Es la lengua signo de identidad nacional?

¿El aragonés es una lengua o un conjunto de dialectos orales?

¿Es la lengua la que proporciona la conciencia de pueblo? ¿Es la conciencia de pueblo la que permite la reproducción de una lengua minoritaria? ¿Qué significa que una lengua ses minoritaria?

¿Son las lenguas patrimonios exlusivos o excluyentes  de los pueblos que las hablan?

Citando a Albert Einstein, nos dijo que «Cada pensamiento nuevo modifica la estructura de nuestro cerebro». Y para tener pensamientos nuevos, hacen falta preguntas nuevas. Nos explicó el ejemplo de Colón. Él no se preguntó si la Tierra esférica, eso lo sabía. Se preguntó cómo se podía hacer para que el resto del mundo estuviera tan convencido como él, y así se embarcó en la aventura cuyo final todos conocemos.

Él pensaba que la Tierra no era plana, sino esférica. Ahora necesitamos una dimensión más en la Tierra, pero, ¿es posible una tierra de una cuarta dimensión en la que quepamos todos sin dejar lo que somos ? ¿Podríamos convivir unos con otros? La Tierra necesita que seamos nosotros mismos. ¿Cómo descubrimos nosotros este nuevo mundo?

Para saber cómo lograrlo, nos  explicó 7 casos históricos de pueblos y lenguas para analizar estrategias que han funcionado o no para conseguir esta nueva convivencia.

Un ejemplo es el caso de la isla Sentinel del Norte, isla de 47 km2 situada en el subcontinente indio entre Andamán y Nicobar. De sus habitantes no sabemos nada, ni la lengua, ni la cultura… nada. Lo único que sabemos es que llevan 65 000 años en el mismo lugar y que son los únicos de su raza que se han mantenido relativamente sanos. Sanos, porque a toda la raza andamanense le cuesta adaptarse a otras situaciones distintas a aquella que les ha proporcionado su forma de ser en el mundo . De hecho, después de un terremoto se trasladaron 150 niños adamanenses a la India y todos ellos murieron en un plazo de dos años.

Escogiendo autopreservar su identidad, los sentineleses del Norte han rechazado todos los intentos del resto de la humanidad de contactar con ellos.

El último caso que vamos a mencionar es el de la Isla de Pascua. Esta isla de 163 km2 depende actualmente de Chile, pero estuvo tan aislada que sus habitantes llegaron a pensar que era la única tierra poblada del planeta. Tuvo su periodo de esplendor entre los años 1200 y 1500, cuando se edificaron los moais. Se talaron muchos árboles para utilizarlos como palancas y ayudar a la construcción de estos monumentos. Esto provocó una desproporción entre los recursos y la demografía que acabó en una guerra civil. En esa guerra civil murieron 9 de cada 10 habitantes, y de los vivos ninguno sabía escribir en rongorongo, la lengua de este pueblo, así que ahora es una lengua meramente oral desconectada de su memoria colectiva.

¿Qué opináis vosotros? ¿Cómo logramos llegar e instalarnos en esta nueva dimensión?