Entrevista a Joe McMahon, nuestro profesor de Empresa de Traducción.

Profesor de Empresa de Traducción

Nuestra primera entrevista se la realizamos a Joe McMahon, nuestro profesor de Empresa de Traducción. Joe nació en Ohio, pero por razones que se explican en su entrevista, actualmente vive en Zaragoza junto con su familia.

Su asignatura se cursa en el primer cuatrimestre de 2º, pero cabe destacar que cuando la cursamos nosotras, ésta era impartida por dos profesores. Los lunes la profesora era Carla Parra, quien nos enseñaba la empresa de traducción como agencia, y los miércoles Joe nos enseñaba la empresa de traducción de un freelance. Ambas partes de la asignatura eran explicadas desde la experiencia personal de cada profesor, por lo que resultaba mucho más enriquecedor, ya que podíamos ver las dos perspectivas de la empresa de traducción desde la piel de dos profesionales.

Nos habría gustado poder entrevistar también a Carla, pero por razones de trabajo ahora se encuentra en Noruega.

A continuación, os dejamos con la entrevista a Joe:

 

 

Empezamos: La primera pregunta, ¿cuándo te diste cuenta de tu afición por las lenguas?
Pues cuando tenía 14 ó 15 años, una amiga de mi madre que era profesora de español, me enseñaba palabras y a conjugar verbos y me gustó. Se me daba bien y en la universidad comencé a estudiar International Business, pero tantas matemáticas y estadística me echó para atrás y empecé a estudiar lengua española, eso era algo que siempre me había ido bastante bien.

 

Sabemos que eres estadounidense, de Ohio, creo recordar, ¿cuál fue tu razón para venir aquí a España?

Pues porque estudié lo que sería la carrera de Filología Hispánica, entonces nos obligaban a estudiar un año fuera o en México, Guadalajara o en Alcalá de Henares. Fui a Alcalá de Henares, me gustó, hice un master en literatura española en la misma universidad y me quedé con eso. También me dieron una beca para volver a Alcalá de Henares, y a través de un amigo conocí Zaragoza. Hice unos cuantos amigos y conocí a mi mujer, que es mi mujer ahora y por eso me he quedado aquí. Llevo ya quince años en Zaragoza.

 

Respecto a la empresa que tienes aquí fuera de la universidad, ¿ha sido difícil comenzar una empresa desde cero?

Si es difícil para un español, es más difícil para un extranjero. Sobre todo en este país, que hay mucho papeleo, mucha burocracia, es difícil. Y lo más difícil es conseguir clientes nuevos, pero también mantenerlos. Es lo más difícil. Montar una empresa ahora es más fácil que cuando lo hice yo en el 2000. Hombre, me costó un poco más de esfuerzo y no fue muy fácil la verdad. Aunque ahora lo que es montar una empresa no es tan difícil. A mi también me ayudó un servicio que se llama SACME, que es el Servicio de Creación de Microempresas, es una sección del CEZ, Confederación de Empresarios de Zaragoza. Y me ayudaron también, hice un curso con ellos, y la verdad es que eso me sirvió bastante para hacerme conocer lo que es trámites con hacienda y bueno… no fue fácil.

 

En Mediación Intercultural con Almudena estamos dando las diferentes asociaciones que ayudan a los inmigrantes de aquí. Por ejemplo, estaba el SAOJI, que ayuda en términos legales. ¿Has ido a alguna?

No, no conozco esas asociaciones. No por nada, recibí mucho apoyo. Como estoy casado con una española, recibí mucha ayuda de ella y de mis amigos españoles, quienes me han ayudado. Y luego, he buscado ayuda para lo que es la empresa, primero con SACME y luego con una gestoría. Aprendí también que el tiempo es oro y entonces tuve que hacer los trámites de hacienda. Si tenía que hacer los contratos para empleados, tenía que hacer todo este tipo de papeleo, pues me quitaba tiempo a lo que yo tenía que hacer, que era traducir. Entonces siempre dejé a la gestoría que me ayudara con esto y la verdad es que es dinero bien invertido desde mi punto de vista.

 

En la carrera y el master que hiciste, ¿estudiaste traducción propiamente dicha o te dedicaste luego a ello?

No. No estudié traducción ni en la carrera ni en el master. Lo que sí hice, en el 2000 hice un curso en Jaca. Un curso de la Universidad de Zaragoza, de traducción jurídica y económica. Estuve 10 días. Fue la única formación formal que tuve con la traducción. Hice ese curso… yo nunca buscaba, no es que no quisiera ser, pero no buscaba ser traductor. Pero me mandaban trabajos por ser americano aquí, por ser bilingüe. Pues me di cuenta de que me faltaban conocimientos teóricos. No hice mucho, pero algo me sirvió para hacer contactos y aprender de unos expertos en el tema.

 

Ya hemos hablado de la traducción. El otro lado de nuestro oficio, la interpretación, ¿has hecho algún trabajo de interpretación?

He hecho dos trabajos de interpretación, y creo que no volveré a hacer más. Porque para eso si que hace falta tener formación, tienes que tener mucha práctica, tienes que tener algo que no tenía, que no tengo, entonces yo lo pasé muy mal con esos dos trabajos porque me di cuenta de que no tenía ni la técnica ni la teoría para hacer ese tipo de trabajo. Siempre cuento la historia… Me contrataron para un grupo de irlandeses que estuvieron en Sos del Rey Católico un fin de semana. Hubo 40 adultos: profesores, políticos, padres y 40 niños. Y yo tenía que interpretar sobre todo cuando había reunión o presentación con los políticos de la zona. Era una especie de subvención de Europa, ahora mismo no recuerdo el nombre. Bueno, me costaba más entender a los irlandeses que a los españoles, porque tenían un acento muy cerrado, del suroeste de Irlanda. Y me costó muchísimo, no lo hacía muy bien. Incluso uno me tuvo que ayudar, un español me ayudaba a traducir al inglés. Pero bueno, aprendí a dejar ese trabajo a los profesionales y a no hacerlo yo más.

 

La siguiente pregunta es ¿por qué crees que es interesante enseñar a alumnas de traducción? ¿Qué tiene de ventaja frente a enseñar a los de Periodismo o Publicidad y Relaciones Públicas?

Bueno, a mí me gusta mucho el periodismo, pero me surgió la oportunidad de dar la asignatura de Empresa de Traducción con Carla. Carla tiene experiencias con personas que yo no tengo y viceversa. Yo quería compartir con las alumnas mis conocimientos, mi experiencia y pues, siendo estadounidense y también con mi background académico y profesional, poder compartir conocimientos no solo sobre la empresa de traducción per se, sino también de liderazgo, cosas que creo que las alumnas de traducción tenían que tener pero también Periodismo, Publicidad, y cosas que me han servido a mí también en el ámbito profesional, cosas que me han venido muy bien. Pero yo quería compartir, como tengo una pequeña agencia de traducción quería compartir conocimientos, algo que yo no tenía, me tiré a la piscina y pues, quería compartirlo, daros una idea de cómo era una empresa pequeña.

 

Si esta asignatura de Empresa de Traducción fuese optativa, ¿qué argumentos darías a los alumnos para que la escogiesen?

Si fuera optativa diría que para que tuviesen una idea antes de llegar al mercado laboral, hay que saber qué opciones hay. Carla daba antes la parte sobre la agencia grande de traducción, cómo trabajar con Trados, diferentes herramientas informáticas que hay. Pero que no piensen que Trados no es solo para traducir sino para ayudar a un freelance con la contabilidad, a hacer sus traducciones y para una agencia de traducción. Mi parte era una parte personal: convertirse en freelance y trabajar solo, conocer cómo es el trabajo en solitario… Es muy importante para todos los alumnos universitarios conocer el lado del negocio; es decir, pensamos en el lado del trabajo, en traducir, pero hay que saber también cómo funciona el negocio, es muy importante.

 

¿Cuáles crees que son las claves para crear una empresa de traducción o una agencia?

Lo más importante es la calidad, hacer un buen trabajo. Si no lo haces no vuelven los clientes, es decir, una vez que has conseguido los clientes ya es difícil, tienes que mantener a ese cliente y ¿cómo lo haces? Con calidad, con rapidez. Hay que darle lo que busca y es la calidad en la traducción, un buen precio también, hay que cuidar al cliente. En España, en general en muchos trabajos es algo que no se hace, es una pena pero es muy difícil buscar clientes nuevos, pues hay que mantenerlos. Buscar nuevos es difícil y yo no tengo una varita mágica para decir cómo buscar o encontrar clientes y sobre todo si haces las cosas bien en una ciudad como Zaragoza o más en una ciudad pequeña como Huesca, Teruel, se corre la voz. Entonces la mejor publicidad es hacer las cosas bien; el boca a boca es lo mejor, hacer las cosas bien, con entusiasmo y con rapidez, cuidar al cliente.

 

¿Cuáles crees que son las ventajas y los inconvenientes de ser freelance?

Freelance lo que tiene es que eres tu propio jefe, entonces tú te pones el ritmo… si quieres traducir 3.000 palabras al día lo haces, si quieres traducir 15.000 o 20.000 palabras a la semana también, si quieres trabajar todo el fin de semana y eso me ha pasado. Tú puedes trabajar todos los días a la semana y ganar mucho dinero, entonces siendo freelance y si tienes trabajo, te llena, eso pasa en la vida real. Te llega más y más y ganas mucho dinero entonces, ¿cuál es el inconveniente? Puede ser que dejas de lado la familia, los amigos, descuidas a la gente cercana porque estás trabajando tanto que luego te quemas, no puedes mantener ese ritmo mucho tiempo. Y tienes que saber decir que no, ¿cuál es el problema cuando dices que no? Cuando eres freelance, si dices que no a un cliente, ese cliente ya no te va a llamar más, allí está el problema. Cuando un freelance se puede convertir, como es mi caso, en una agencia, yo no podía con todo y tuve que buscar colaboradores; entonces pasé de freelance a una pequeña agencia de traducción, simplemente porque yo no podía con todo y yo no quería acarrear con todo. Puedes coger un día libre un martes, un miércoles y vas a jugar al golf o ir con tus amigos, haces lo que quieres, eso sí, si en agosto te quieres ir a la playa todo el mes, no tienes ingresos tampoco, entonces tienes meses muy buenos y meses muy malos y no tienes la nómina de todos los meses, de todos los trabajadores. Entonces tiene sus cosas buenas: la libertad de tiempo y también la presión de tener trabajo, de conseguir trabajo y si no lo haces, pues se convierte en una situación muy difícil, sobre todo si tienes gastos, si tienes familia, si tienes hipoteca, pues es muy difícil.

 

¿Qué les dirías a los posibles nuevos alumnos para que se animasen a estudiar este grado?

Hombre, yo creo que primero, poder estudiar Traducción y Comunicación Intercultural aquí es una ventaja porque se puede estudiar en Zaragoza y en Aragón, algo que hasta ahora no se podía hacer; segundo, son grupos reducidos, es una ventaja enorme, estar con 10, 15, 20 personas  es una ventaja comparada con 200 personas que hay en otras universidades, y creo y lo digo porque los conozco que los profesionales de aquí son muy buenos y muy integrados en la materia, les gusta lo que hacen y luego pues se preocupan por los alumnos y las alumnas, es algo, es una atención al cliente, en este aspecto al alumno que sé que en otros sitios no existe, entonces yo creo que es una enseñanza de calidad y yo creo, de verdad pienso que será una garantía para el futuro profesional de tener un título universitario de San Jorge.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s