Entrevista a Núria Mestre, profesora de Interpretación Inglés y Francés

Profesora de Interpretación

Núria Mestre. Natural de Cataluña. Intérprete profesional. Profesora de Interpretación especializada al francés e inglés durante el 2º cuatrimestre de 3º de carrera.

Por otra parte, cabe destacar que ha sido ella quien nos ha ayudado con este proyecto del blog, por lo que desde aquí queremos darle las gracias.

 

Buenas tardes Núria.

Buenas tardes.

Como ya sabes, esto es una entrevista para nuestro proyecto del blog. Entonces vamos a hacerte unas pequeñas preguntas para conocerte más a fondo y también tu asignatura para que los posibles nuevos alumnos sepan un poco de qué va.

Muy bien.

Empezamos: ¿cuándo te diste cuenta de tu afición por las lenguas?

Pues no hay un momento determinado, pero alguna vez que me lo han preguntado o que me lo he preguntado, he pensado en cuando tenía diez años. Yo vivía en un pueblo muy pequeñito a 50 km de Barcelona, que ahora se ha hecho más grande, pero entonces era muy pequeñito: pueblo, pueblo. Y ahí todo el mundo era del pueblo de toda la vida y un día llegó una señora inglesa que se casó con uno que vivía allí. Era una señora con el pelo corto, blanco, con zapatillas deportivas que vivía en una casa completamente inglesa: con las contraventanas de madera con los corazoncitos, con, cuando entrabas, su taza de té de Inglaterra, su calendario en la cocina, su gatita… todo. Entonces mi madre me llevó a clases de inglés con ella, ya que se ganaba la vida dando clases de inglés en el pueblo. Y para mí, un día a la semana durante una hora era como estar en otro país. Y no sé si fue ahí, yo creo que fue ahí donde nació esa magia que siento con los idiomas. De hecho ella a veces me ponía de ejemplo con las clases de mayores, porque me salían bien las cosas, pero yo no era consciente de que me estaban saliendo bien, me lo estaba pasando genial. Y me acuerdo de los animalitos que me mostraba para enseñarme cómo eran los animales en  inglés, y era todo como muy mágico. Y creo que ahí me pilló.

Bueno, como nos has comentado, eres catalana, ¿cuál fue la razón para venir a Zaragoza?

Pues en 1983, yo tenía 13 años, mis padres se separaron y mi madre se vino a vivir aquí con nosotras. Nos vinimos con ella. Entonces aquí cursé 8º de EGB de entonces, todo mi bachillerato, y el COU. Del 83 al 93. Después ya me fui a Mallorca a trabajar como animadora turística y de ahí ya a Bruselas. De ahí volví para acá.

¿Qué es lo que has estudiado en la universidad? y ¿dónde?

Mientras estaba aquí en Zaragoza estuve, antes se llamaba “el Inter”, en el Interfacultades, y era el Instituto de Idiomas, ahora es la Escuela de Idiomas Modernos, eso… Escuela de Lenguas Modernas. Para nosotros era siempre el Inter y el Instituto de Idiomas. Entonces ése era para mí mi templo. Empecé a estudiar Filología Inglesa en la Universidad de Zaragoza, pero yo quería más. Quería más contenido de lengua y se me quedaba corta. Me encantaba el latín y me encanta la literatura y todo lo que tiene que ver con la lengua, pero yo quería más en cuanto a idiomas. Entonces me escapaba al laboratorio del Inter, que ahora lo han transformado como en una biblioteca con ordenadores, pero antes no había ordenadores claro. Estaban justo empezando los Mackintosh en un rincón de la universidad, y ahí era el Instituto de Idiomas, había una pantalla enorme, y entonces no existían los CDs, en los que puedes elegir el idioma en el que ves la película, tenías que irte a algún lugar donde tuvieran las películas en versión original. Ahí tenías a la Núria solitaria, en horas en que estaba todo desierto, llorando, mirando una película en versión original, en el laboratorio de idiomas. Porque les pedía que me pusieran películas para mirarlas y poder oír en inglés. Entonces necesitaba ese alimento, de esa magia de oír los idiomas. Y entonces me puse a estudiar en el Instituto de Idiomas inglés, francés, italiano y alemán. De inglés y francés entré ya directamente en cursos superiores, porque son cuatro años. Y de italiano y alemán empecé desde cero y cursé los cuatro años ahí. Después me fui a Bruselas a estudiar la carrera de Traducción e Interpretación.

¿En qué universidad?

En el ISTI.

Aaah, la mejor universidad de Bruselas. La mejor universidad de Traducción que hay.

Qué bien, gracias.

No, si es verdad.

Sí, sí.  Tiene mucha fama. En esos momentos era la segunda mejor, la primera era la de Ginebra, y la segunda era esta.

No, en Bruselas tiene mucha fama. Y desde aquí de España, yo estuve con dos chicas de la Universidad de Córdoba que fueron al ISTI. Y… lo mejor de lo mejor, ya desde Córdoba. Así que…

Sí, lo que pasa es que es como todo. Depende del profesor que te toque, ¿no? Y además también, la forma en la que te reciben, es una cosa que ha compartido Agnieszka con nosotras también, porque a ella la recibieron en un máster del mismo modo que a mí me recibieron en el ISTI. En la ceremonia de apertura, que tú vas con toda la ilusión del mundo, que vas a ser traductora… yo todavía lo de intérprete, como no se conocía tanto, yo era “la traducción”. Y después ya evolucionó la cosa a la interpretación, a hacerlo más social y más vivo. Pero que te digan: “bueno, tampoco nos vamos a alargar mucho en la presentación, porque total el año que viene solo vamos a veros al 30% de los que estáis ahora ahí”. Que dices: “bueno, pues muchas gracias por haberme dado la patada en el corazoncito, ¿no?” Pero había profesores muy buenos, otros que estaban algo acomodados en su lugar, pero supongo que siempre hay un porcentaje de todo. Los que eran buenos eran muy buenos. Luego había otros muy buenos, pero que eran tan buenos que hacían muchas otras cosas y no estaban mucho por la clase, pero esto ya son como privacidades y anécdotas. Pero sí es cierto, que después yo comparándolo con universidades de aquí, porque he tenido que hacer historias para poder convalidar títulos, porque los programas son muy diferentes. En España, en las universidades los programas de Traducción e Interpretación son más lingüístico – humanistas, sobre todo tiran más a la lengua, y allí tiran más a la cultura. Allí está la máxima esta de que no es que por traducir sepas mucho, porque la gente te lo dice: “¡ay, con todos estos congresos a los que vas, cuántas cosas aprenderás!” Allí lo que te dicen es: “tú tienes que saber para poder traducir, no traducir para saber”. Entonces tienes asignaturas de crítica histórica, geografía económica, derecho civil belga, derecho internacional… que yo cuando vi en el programa, yo ya me había decidido, pero desde España y ya con el billete comprado y todo me vi en el programa “Derecho Civil Belga”, digo “madre mía, ¡dónde te vas a meter!” Porque yo soy más de letras y de literatura… pues oye, matrícula de honor… porque te metes, te metes dentro, y todo es un aprendizaje. Por eso yo en mis clases, a veces parece como que son cosas que no tienen que ver directamente con la interpretación, pero sí, porque todo lo que te abra la mente, aprende algo que en principio ni te habías planteado aprender, es bueno para la mente del intérprete. Yo después, incluso esta sorpresa que no me esperaba, del Derecho Civil Belga la he agradecido, porque ahora cuando tengo que conectar con algo con lo que me siento ajena, no sé, pongamos por ejemplo fútbol o las piezas de una máquina de aire acondicionado de una fotocopiadora, pues tengo ese chip de conexión con mi concentración.

¿Después de la carrera hiciste otra cosa, de especialización en Interpretación?

No, me metí directamente a trabajar porque cuando, de hecho estaba ya trabajando cuando cursaba la carrera para la Comunidad Europea. Porque yo llegué a Bruselas y mientras hacía el curso de francés que te hacen para alófonos, para los que no son franceses, para poder cursar todos los estudios en francés. Porque yo además me elegí los idiomas que tenía que eran más difíciles para mí, para que me pudieran dar formación en lo que era más difícil para mí. Entonces la combinación que tengo de Bruselas yo es: español, porque tiene que ser tu idioma 1 de los idiomas; francés, porque era el idioma de allí; y entonces el que escogí, podía escoger italiano, inglés o alemán. Y me escogí el alemán porque dije “bueno, fórmame en lo que para mí es más difícil, que así, yo de lo demás ya me espabilaré”. Entonces, mientras estaba haciendo el curso de alófonos, para alófonos en francés, estaba buscando trabajo, y estuve de secretaria sustituta en la embajada de Australia. Pero a lo que empezó el curso se terminó la sustitución. Yo envié a todo el mundo en Bruselas que tenía algo que ver con los idiomas, tenía un curriculum mío. Y me llamaron de una agencia de traducción Escuela de Idiomas, en la calle paralela a la rue de la Loi, a la calle donde está todo de la Comisión Europea, para trabajar allí como asistente a dirección, coordinadora de la Escuela de Idiomas y gestora de traducciones. Entonces de ahí ya me metí directamente a trabajar ahí y estuve un año y medio también como traductora de una newsletter para la Comisión Europea. O sea que ya fue trabajar, trabajar, trabajar, y después sí que he estado en la Universidad de Barcelona, precisamente porque quería. Quería conocer también este sistema Bolonia, con todas las posibilidades que ofrecía. Y quería también aprovecharme del hecho de que para poder tener el titulo convalidado, tenía que cursar muchas asignaturas aquí que allí no se daban. Que podía ser un palo, pero que a la vez era una riqueza, porque entonces, aparte de que podía trabajarme más el catalán, porque yo llevaba mucho tiempo fuera de Cataluña y así no lo perdía. Y también todos los temas de lengua y literatura, que me interesan mucho y en Bruselas los tocamos menos. O sea que sí. La convalidación ha supuesto una especie de máster complementario. Pero mi máster real ha sido en la práctica y en el trabajo y ya no paré, ya no paré. Que de hecho tenéis una pregunta creo de cómo empecé, lo de freelance y tal y os lo cuento ahí.

La siguiente pregunta es si te ha sido difícil empezar como intérprete.

Como intérprete… bueno, antes estuve trabajando muchos años como traductora. Esto hay que decirlo. Ahora quizás han cambiado las cosas y puedes empezar directamente como intérprete porque por ejemplo tenéis muchas más oportunidades de tener el idioma en la boca. En nuestra generación lo teníamos mucho en la mente, a mi me bajo el idioma a la boca gracias a mi trabajo en la animación turística, trabajando con los turistas y con los niños. Pero yo creo que es muy útil tener un recorrido anterior en la traducción porque amueblas la cabeza te  construyes un bagaje de expresiones reflexionadas y buscadas y contrastadas que en la interpretación no te da tiempo a tener. Entonces corres el riesgo de ser un intérprete de justita calidad si no tienes una riqueza traductológica digamos. Estuve mucho tiempo como traductora escrita, como intérprete vino bastante después. Estuve solo como traductora del 1998 al 2000, del 2000 al 2004 ya empecé con la interpretación y a partir del 2004 hasta ahora interpretación profesional exclusivamente con traducción solo de libros. Porque cuando estas solo al principio traduciendo te dicen 4.000 para pasado mañana o lo que sea. Tienes que estar muy disponible cuando empiezas como traductora y cuando empiezas como intérprete igual. Este fin de semana un congreso a 200 km de aquí y si tú este fin de semana lo tenías programado para una traducción que tienes que entregar el lunes, no puedes. Entonces yo intérpretes que he visto que combinan traducción escrita a saco e interpretación los veías en cabina mientras tu interpretabas en vez de ayudarte estaban haciendo su traducción escrita y eso jamás. Hay muchas cosas que se pueden entender, perdonas y evolucionar pero eso no. Y a mí me lo ha hecho supuestamente gente importante y experimentada. Nunca lo permitáis. Total que primero traducción exclusivamente y después hice interpretación. Y la dificultad de entrar en el mundo de la interpelación. Yo empecé en una cabina profesional en una ONG, en Médicos sin Fronteras, como intérprete profesional. Fui. Todo depende de tu motivación y de tu iniciativa. Tú vas allí, dices que estas empezando en la interpretación, que te gustan mucho estos temas, yo me lo prepararía, estoy muy interesada. Y allí lo principal es que te sientas tratada con cariño. La interpretación cuando empiezas te sientes muy vulnerable porque te sientes como pasar un examen cada vez que te metes en una cabina, cada día. Esta como muy abierta, y sobretodo al principio te pueden machacar mucho y tienes que buscar un entorno que te acoja y que te reciba bien. Por eso yo no recomiendo meterse directamente, nada más salir de la universidad, en una agencia. Cada vez hay más intermediarios. Al intérprete le llega muy poco dinero del que el intermediario le hace pagar al cliente final, pero no añade ningún valor en el camino, sino que se pierde por el camino documentación. Yo lo recuerdo con mucho cariño. Me tocó una compañera de cabina muy maja, la recuerdo todavía, Adriana. Cuando estaba nerviosa, recuerdo que estaba moviendo el cable de mis auriculares y ella me decía: ¡Ay no! ¡No muevas eso porque los ruidos se magnifican! Me lo decía con mucho cariño. Me decía que si yo me bloqueara que no pasaba nada que ella estaba ahí y te daba como consejos. Precisamente gracias a ese trato respetuoso pues no te bloqueas y todo va bien. No lo recuerdo duro, lo recuerdo con mucho cariño. Incluso la sala en la que sucedió de vez en cuando voy a Médicos sin Fronteras subo a la sala de los cojines, que hacían reuniones de cojines y ponían la cabina en una esquina y me emociono cuando voy.

¿Eres autónoma o tienes alguna pequeña empresa?

Soy autónoma desde hace 10 años, trabajando para agencias cuando me llaman para hacer servicios que realizan ellas o para clientes directos. La gran pregunta de todo intérprete es cómo puedo conseguir un cliente directo sin pasar por una agencia que me explote. Es el tiempo. Yo tampoco sabía y cuando me decían el tiempo decía: pero bueno tiempo ¿haciendo qué? Entonces es tiempo de experiencia y seguridad. Creo que es concentrarte en tu calidad como interprete y tu nombre hablará por ti. Te vendrán a buscar, porque funciona mucho el boca oreja y una intérprete de calidad es lo que hace falta. No hay calidad en la interpretación actualmente. Porque no hay ningún control de calidad. De eso se aprovechan las agencias. Y de eso adolecen algunos intérpretes que viven desmotivados su profesión, los que están motivados nos vamos juntando y conociendo y ahí es donde funciona el boca oreja que puedes conseguir hacer pasar a clientes directos.

 

¿Estás inscrita en alguna agencia?

No te escribes en ninguna agencia. No os dejéis manipular por maniobras de agencias que inscriben en una lista. Un intérprete autónomo es un intérprete autónomo, para eso pagas tu seguridad social de autónomo cada mes que son unos 250€ mínimos ganes o no ganes dinero y no hay ningún contrato que tengas que firmar para que te de trabajo. Actualmente hay unas prácticas, unas malas prácticas de algunas agencias, que incluso hacen pagar a los intérpretes para figurar en esa lista de esa agencia. Eso es una práctica absolutamente ilegal. Tú envías tu currículo a la agencia, yo recomiendo que nunca exageres en tu nivel de idiomas, que seas muy sincero, que al contrario, sorprendas en vez de decepcionar con tu calidad y que te vayas especializando en algunas áreas que se te den bien, por eso también este curso en la universidad hemos trabajado cuáles son los temas preferidos de las alumnas. Por dos razones: para que se les abriera la mente y eso también estuviera trillado cuando tuvieran que interpretar cosas que no les interesaban y también para poder potenciar ese lado de que uno es mejor en aquello en lo que le es fácil moverse.

No os dejéis manipular por entrar en ninguna lista. Sois libres y es la agencia la que va detrás de vosotros. Es la agencia os necesita. No tanto vosotros a ellas aunque al principio parezca ser así. Ellas sin una buena intérprete no funcionan, por lo tanto necesitan a buenos intérpretes. A mí me pilló por banda una agencia y por eso lo tengo claro y por eso lo puedo decir así. No caigáis porque yo caí. Mi ingenuidad y con mis ganas de trabajar, me vieron y el director-manipulador me hizo firmar un contrato que era ilegal obviamente y que no tenía ningún tipo de validez, con unas tarifas muy bajas. Salir de ahí cuesta mucho porque ya tienes unos precios fijados muy bajos y entonces ir subiendo año a año hasta que alcances un nivel digno es muy difícil y sobretodo moralmente, en cuanto a autoestima. Por eso también he insistido mucho en la asertividad  y en la autoestima porque he vivido las malas prácticas en este sentido y me gustaría que la nueva generación de intérpretes no lo tuviera que sufrir. Es la razón principal por la que estoy enseñando en una universidad. Para que las nuevas intérpretes que salgan de aquí puedan partir de un escalón más alto. Claro que cada uno tiene que pasar por su proceso personal pero al menos lo que yo ya he vivido les puede servir para partir de unas mejores condiciones y utilizar esa energía que se les absorbería en algo negativo concentrarse en la calidad mejor.

¿Nos podrías decir las ventajas e inconvenientes de ser autónomo?

Si le haces esta pregunta a un autónomo te dirá: “inconvenientes todos, ventaja ninguna”. Pero no es cierto.  Si somos autónomos es porque lo hemos elegido. Ventajas: soy mi propio jefe. No pierdo el tiempo en juegos de poder inútiles, en manipulaciones. Yo decido la calidad que doy, yo decido mi inversión de tiempo, energía, esfuerzo, mi preparación. Soy responsable de la calidad que doy. Entonces cuando estoy en cabina soy co-responsable porque tengo una compañera de cabina. Ahí ya con el tiempo empiezas a localizar cuáles son los mejores compañeros de cabina que se toman la profesión como tú. Porque hay muchos intérpretes que precisamente debido a este maltrato de las agencias se desvinculan de su trabajo y entonces pasan de todo. Ya vas localizando a los que se lo preparan también. Eres dueño de tu tiempo, pues puede que yo rinda más preparándome durante este fin de semana casi dos noches seguidas un congreso de química que exige mucha concentración, pero si estoy trabajando en una oficina y me obligada ser así de productiva a las 7 de la mañana yo allí no estoy igual. Puedes seguir mucho mejor tus ritmos y la responsabilidad es tuya.

Inconvenientes, los hay de dos tipos, logísticos y financieros. Los logísticos, sobre todo al principio de estar de traductora autónoma era que no te das cuenta y se te han hecho las 9 de la noche delante del ordenador en pijama. Y esto que visto desde fuera puede parecer muy bucólico y ay! Qué libertad. NO. Porque, se te funde la vida privada con la profesional, nunca dejas de trabajar y nunca estás del todo ocupándote de tu vida personal, entonces hay que tener mucha autodisciplina, para diferenciar, o sea, ahora me pongo a trabajar y me pongo a trabajar, y todos estos miembros de mi familia que se piensan que por estar en casa yo soy la que puedo ir a comprar, la que puedo hacer esto, lo otro, NO, éste es mi tiempo de trabajo. Entonces, con el tiempo los traductores, os hablo ya de traductores, han establecido su horario de trabajo y sino se han ido a un despacho compartido, yo tengo un despacho compartido en Barcelona, que estoy manteniendo estos meses porque quiero volver a él el próximo semestre, en que te obligas a salir de casa, a estar ahí unas horas y después desconectar. Esto la interpretación te lo facilita, porque tú entras a un congreso, sales del congreso y ya has acabado, sí que hay un trabajo de antes y después de un intérprete responsable, prepararte, preparación del servicio, y el después, de poder meter el glosario de una forma útil y lógica para poderlo aprovechar para el siguiente congreso, porque precisamente tú te estás creando un nombre y a lo mejor te estás especializando en ciertas áreas y esa especialización te la alimenta el haber ido siendo sistemática en tu fabricación y corrección de glosarios. Ah, y financieros, claro no tienes regularidad, y en la interpretación hay temporadas altas y bajas, en diciembre y enero, no interpretas nada, y en Julio y en Agosto tampoco. En cambio, parte de septiembre, octubre, noviembre, y en parte de abril, mayo y junio, igual estás dos semanas que no puedes ni respirar. Esto antes de la crisis. Esto se debe a que tanto las empresas como las entidades públicas tienen un cierto presupuesto que tienen que destinar a congresos y actividades hacia el exterior, entonces, antes de cerrar el año en navidades tienen que gastar ese dinero, y antes de vacaciones de verano, que todo el mundo se va, también lo tienen que gastar, es como el subidón de junio y de noviembre y el mes anterior. Entonces, durante estos meses de temporada baja, los intérpretes pues normalmente o están traduciendo, o dan clases de idiomas, o depende. También te puedes buscar una regularidad en la interpretación, pero eso ya es para más adelante cuando tengas más práctica, te buscas un puesto en la Unión Europea, o en una institución pública que destine dinero y un puesto a la interpretación.

Y la siguiente pregunta más o menos nos la has contestado anteriormente pero, ¿Por qué crees que es importante enseñar interpretación a alumnas de nuestro grado?

Porque la sociedad os necesita, la sociedad necesita una interpretación de calidad, necesita a intérpretes que disfruten interpretando, que estén motivados por lo que hacen, que les importe la calidad de lo que hacen, porque hay, ha habido tres fases en la interpretación, vosotras sois la tercera fase. La primera fases son los que nosotros llamamos los dinosaurios de la interpretación, los llamamos así, quedan pocos ya, son los que empezaron en España, ahora son los que tienen sesenta y pico años, que eran igual, cuatro, cinco, diez, máximo en todo el país, que viajaban en el avión junto al médico que iban a interpretar a Francia y cosas de éstas y eran tratados casi con alfombra roja, entonces, la siguiente generación de intérpretes que somos nosotros, no es que les tengamos tirria pero la realidad ha cambiado tanto que no se puede ir así por la vida, porque no te van poniendo la alfombra roja, de hecho tu tienes que estar al lado de la alfombra roja, no sobre ella, en un plano mucho más discreto, porque ahora hay muchos más medios de comunicación, ha cambiado toda la evolución audiovisual, de televisión, Internet lo ha cambiado todo mucho, entonces, somos intérpretes los de ahora que nos podemos documentar por Internet, que tenemos un perfil mucho más discreto, que tenemos una formación universitaria, porque antes eran los que sabían idiomas y tenían como ese don, entonces se les consideraba como privilegiados, yo he conocido alguno y he trabajado con alguno, y respeto mucho la capacidad lingüística y las circunstancias que vivieron pero, lo que no me gusta es la inmadurez emocional, que es de la que adolecen también algunos profesores de interpretación, de hecho, de que como yo no me siento seguro de mí mismo y creo que tú puedes ser mejor que yo, siguiente generación de intérpretes, te voy a desmotivar, y te voy a machacar y te voy a poner troncos en el camino para que te vayas tropezando y así yo alargar mi vida como intérprete profesional, eso yo lo considero un enfoque muy erróneo porque cada época tiene sus características. Las intérpretes que salgáis ahora al mercado laboral, habéis nacido con Internet, yo cuando acababa mis primeras traducciones mi habitación parecía una selva de libros y de enciclopedias, y de diccionarios en papel; yo me tenía que recorrer bibliotecas para poder saber cómo se llamaba el rey Borbón y de qué tejido estaba hecho el vestido que estábamos describiendo en esa traducción, ¡unas historias! Y ahora haciendo un clic lo sabes todo, es otro rollo, entonces hay que apoyar que lo que una sabe y ha vivido, sobre todo en cosas prácticas, del mercado, lo puedan aprovechar las que van ahora a entrar en el mercado con otras circunstancias y lo hagan mejor ese mercado y esa profesión. Yo amo la profesión de la interpretación y yo quiero que se haga bien, pues claro, quiero preparar a las personas para que lo hagan bien, y una cosa la haces bien cuando te gusta hacerla, por lo tanto, hay que enseñar a respetarse ese amor por lo que a uno le gusta hacer, eso es lo principal yo creo.

Bueno, si tu asignatura fuese optativa, ¿qué les dirías a los futuros alumnos para que la escogiesen?

Pues lo que les dije a mis alumnas a principio de curso, para mí, a medida que he ido siendo mejor intérprete he visto que he ido siendo mejor persona y al revés, a medida que yo voy creciendo como mejor persona sé que voy siendo mejor intérprete. La interpretación es una herramienta de desarrollo y crecimiento personal brutal y muy directa y con frutos muy visibles.

Vale, y ya para acabar, ¿cuál ha sido la interpretación en la que más segura te has sentido?

Bueno, lo de segura, me viene la anécdota ésta de éste congreso en el que, del que no sabíamos nada, era de química, cosmética, era el más difícil que he hecho en toda mi vida. Eran tres días seguidos, todo el día de experimentos químicos, de los que no teníamos ni idea, y llegamos ahí y nos encontramos con tres tomos y un CD, que eso no se había hecho obviamente de la noche a la mañana, seguro que estaba hecho desde hace un mes y alguien nos lo podría haber hecho llegar, o pensado que para el éxito de ese súper mega congreso era esencial la interpretación. Entonces ahí teníamos que tomar una decisión, y ahí también influye mucho el trabajo en cabina, de hecho, durante la pausa vi la decisión que habían tomado otros compañeros de otras salas. Ah, pues yo como no es cosa mía yo hago pues lo que puedo y sé que me salen cosas sin sentido pero mira, es responsabilidad de ellos, la cual no fue la decisión que tomamos mi compañera y yo, dijimos pues bueno, a ver, organización, además no podíamos hacer algo que es una alternativa del intérprete cuando no te envían documentación que es bueno, tengo el power point, me voy a preparar, me voy a orientar con esas palabras clave y con lo que él diga, cuento con él o con ella y ya está. ¡No! Porque él o ella hablaban, creo que era, en inglés, pero ellos eran francófonos o japoneses, ¡un acento terrible! El inglés casi no se les entendía y los power points eran tan sintéticos, hechos por mentes químicas que no podías entender ni por lo que decían ellos, ni por el power point de qué iba ese experimento. Entonces, bueno, tenemos los tres tomos aquí vale, pues yo teóricamente en una cosa como esta, en una cosa tan especializada como esta yo te tendría que estar ayudando, ¿no? Y te tendría que estar buscando palabras y apuntando cifras y elementos químicos, pues mira, vamos a tener que hacer cada una lo nuestro solas ante el peligro porque mientras una trabaja, la otra estará leyendo y comprendiendo su experimento. Porque no solo lo podías leer, lo tenías que entender porque sino no funcionaba. Bueno, pues yo después de esos tres días supe que podía hacer cualquier cosa. Ésta fue una y otra que recuerdo porque lo de segura os he dicho antes que me encuentro muy segura con el tema de la psicología que me gusta mucho, llevo más de diez años metida en él me siento como en terreno seguro, tengo vocabulario y tengo conceptos y comprendo. Pero, si me dices, o sea, la química es el desafío, la segura es la psicología, si me dices, una en que así, puntual, sin esperártelo te hayas sentido segura y dices ¡uah! Fue una en el congreso de cirugía y estética de Sitges que hago cada año, en una ponencia en que el doctor nos, porque ahí son todo doctores y cirujanos, los que hablan la mayoría de veces, y nos vino a cabina súper preocupado, que había estado en otras salas donde la interpretación no era muy buena, súper preocupado por quién iba a interpretar su ponencia, porque era muy técnica, que sepas que es muy técnica y que voy a hablar de los músculos y que, ¿pero tú los conoces, los músculos? Pero a ver, ¿y cómo se llama este músculo? ¿y tú esto te lo has preparado? Y dices vale, bien, se puso a hablar y era una disección de un cadáver entonces levantaban toda la parte de piel de la cara de un cadáver, ahí mostraban todos los músculos de la cara, con el plus exacto de esa complicación que podías tener. O sea, lo tienes a él súper nervioso porque no sabe si lo vas a interpretar bien, tienes tus propias informaciones que puedas tener con esas imágenes, y sabes que va a estar todo el rato hablando de hasta el mínimo músculo de la cara y del cuello. Bueno, pues mira, metí un turbo tal que me salió una interpretación perfecta y ahí hasta mi compañera me lo dijo, me dijo ¡uh! Te has metido ahí…sí, o sea, ahí fue donde me sentí segura pero porque abres una válvula y haces un clic y te metes y sientes mucha satisfacción cuando sobre todo era algo tan difícil y encima contabas no con la confianza sino con la desconfianza del orador, ¿no?

Anuncios

2 comentarios en “Entrevista a Núria Mestre, profesora de Interpretación Inglés y Francés

  1. This design is spectacular! You most certainly know how to keep a reader amused.
    Between your wit and your videos, I was almost moved to start my own blog (well, almost.
    ..HaHa!) Excellent job. I really enjoyed what you had to say, and more than that, how you presented it.
    Too cool!

  2. He encontrado un vídeo que complementa mis respuestas a algunas de las preguntas que me hicisteis, sobre todo, sobre los primeros intérpretes. En la entrevista ofrecí un punto de vista, el que estaba viviendo en esos momentos. He aquí otro, que también siento y que es muy real, muestra de mi gran respeto por aquellos primeros grandes intérpretes. Son unos 14 minutos que valen la pena hasta la última palabra: Italia Morayta, pilar de la interpretación de conferencias en México, http://vimeo.com/69333697. Que lo disfrutéis, y que os vaya todo muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s