La USJ colabora con el Banco de Alimentos de Zaragoza

Image

No hace falta desplazarse a países lejanos para encontrar población afectada por la pobreza. En España, 8 millones de personas son pobres, es decir, viven con ingresos inferiores al 50% de la renta per cápita nacional. Son datos de los Bancos de Alimentos, organizaciones sin ánimo de lucro cuya labor consiste en recoger excedentes alimenticios para redistribuirlos entre las personas que lo necesiten. En nuestro país existen 50 Bancos de Alimentos, que se integran en la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL).

La Universidad San Jorge colabora desde hace varios años con el Banco de Alimentos de Zaragoza a través de una campaña de recogida de alimentos que se prolonga desde finales de noviembre hasta el inicio de las vacaciones de Navidad. Cada año la organiza un grupo de la Facultad de Comunicación, y las Navidades pasadas la tarea estuvo en manos de los alumnos de 1º de Traducción y Comunicación Intercultural.

El profesor de Humanismo Cívico, Alfonso Corral, fue el encargado de dirigir y coordinar a los alumnos para sacar adelante la campaña. Tras barajar en clase diferentes ideas, el grupo optó por diseñar un cartel promocional en el que aparecía la frase «La pobreza en sus más distintas formas se ha hecho más extensa, más intensa y más crónica» traducida a cerca de veinte idiomas distintos. Además, aprovechando la popularidad de las redes sociales, los alumnos crearon en Twitter una cuenta llamada A pan y agua USJ (@alimentosusj), con la que fueron dando difusión a la campaña: desde ella seguían a alumnos y profesores de la USJ, informaban de las novedades de la campaña y publicaban noticias relacionadas con el propósito de la iniciativa.

Al final, entre las distintas facultades del campus de Villanueva de Gállego se recogieron unos 280 kg de comida que, una vez entregados al Banco de Alimentos, fueron distribuidos entre diversas asociaciones caritativas y de ayuda social para hacerlos llegar a los colectivos necesitados. Para los alumnos de TCI, la experiencia ha sido muy gratificante, y estarían dispuestos a repetirla; están muy contentos con la implicación de los alumnos y profesores, y esperan que la cantidad de alimentos recogidos vaya aumentando año tras año.

La USJ no es la única empresa que colabora con la Federación Española de Bancos de Alimentos. Cada vez son más las empresas e instituciones que reconocen la labor de esta organización y realizan donaciones. Diversas cadenas de supermercados, por ejemplo, entregan a los Bancos de Alimentos los productos que van a caducar pronto; de esta forma se proporciona alimento a personas que tienen dificultades para conseguirlo y se evita que se desaprovechen grandes cantidades de comida.

Debemos ser conscientes de los problemas de nuestra sociedad y actuar en consecuencia. Donar un paquete de arroz, de pasta o de legumbres puede parecernos algo insignificante, pero muchos grandes logros están formados por pequeñas iniciativas, y cada kilogramo es imprescindible para alcanzar el objetivo: ayudar a quienes más lo necesitan a través de la redistribución de los alimentos, de forma que, además, se evite su desperdicio.

Laura Sopena

Alumna de 2º de Traducción y Comunicación Intercultural

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s