Derechos humanos y traducción

Charlemagne Gómez, de padre español,  madre francesa y nacida en Londres, es Doctora en Derechos Humanos y Democratización. Su peculiar trabajo consiste en la supervisión de las elecciones en países donde el proceso electoral pueden suponer un riesgo para la población, en evaluar proyectos y en formar y asesorar a diversos organismos internacionales. En la charla nos explicó cómo se crea la organización de un país con una experiencia real: la de Timor del Este, y nos habló de las sucesivas elecciones de Afganistán.IMG_0355.jpg

Timor del Este es un país que consiguió su independencia en 1999 y previamente perteneció a Indonesia tras ser colonia de Portugal. Cuando se llevó a cabo el proceso de independencia y los indonesios vieron en las votaciones que iban a perder este territorio, quemaron todo lo que habían construido allí. Por ello, se podría decir que este país se está construyendo a partir de sus mismos cimientos. Aunque su idioma popular es el tetun, todos los documentos oficiales se redactan en portugués, porque se quiere que sea el idioma del país en un futuro. No obstante, solo un 10 % de la población habla este idioma. De hecho, algunos miembros del Senado, con los que trabajaba Charlemagne Gómez y a los que les escribía discursos en portugués, no sabían hablar esta lengua. Dentro del país, el idioma es un problema. Además, cuando salen al exterior, como solo hablan tetun, tampoco pueden comunicarse.

Escuchamos con estupefacción que, aunque este país tiene petróleo, es bastante pobre y está poco desarrollado: es el número dos del mundo en cuanto a mortalidad maternal, las niñas se casan con de 12 o 14 años, hay mucha malnutrición, solo la mitad de la población sabe leer y el 38 % de la población vive con menos de 2 dólares al día. Resulta muy chocante que, a pesar de todo el petróleo que tiene y de su gran PIB, no haya mesas para los niños en el colegio ni recursos para evitar la mortandad maternal. No se sabe a dónde llegan los ingresos del petróleo.

Otros hechos curiosos sobre este país es que es el único país del mundo en el que hay cocodrilos en el mar y también que son racistas con los blancos. Esto no es de extrañar, dado que asocian este color de piel a los indonesios, quienes mataron a 1/3 de la población antes de que se independizaran. Además, cuando llegaron las Naciones Unidas al país, no les dejaron escoger cómo llevar a cabo el proceso de democratización, por lo que los timorenses se vieron aislados del proceso de democratización de su propio país.

2015-12-10 11.13.45

Después de hablarnos de este pequeño pero extraordinario país, Charlemagne pasó a Afganistán, «su gran amor». Afirma que las mujeres llevan burka porque así nadie sabe quiénes son, preservan su intimidad y que, aunque sí que es verdad que ahora se forman más mujeres que antes, no sirve de nada porque sus maridos o padres no les dejan trabajar. Habla también de cómo las niñas que están refugiadas en casas de la mujer afganas por haber sido agredidas, vuelven a casa si su marido firma un papel prometiendo que no les volverá a pegar.

Explica cómo ella, que ha ido muchos años y ha estado en todas las elecciones menos en una, no ve ninguna mejora a pesar de todos los recursos que se destinan a este país para incentivar la igualdad y el desarrollo. Al parecer, no se están empleando de forma eficiente. Para cerrar la charla, enfatizó la necesidad de saber idiomas para comunicarse y nos recomendó aprender francés en el caso de tener que trabajar en algo parecido, y después, el portugués.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s