La traducción

Parecía un montón de palabras sin sentido,

tinta sin intenciones, ni emociones, ni pensamientos:

el mismo tipo de discurso que solía oír todos los días,

la monotonía típica de estos tiempos.

 

En ese instante, algo me empujó a ese texto,

como si una mente ajena secuestrara a la mía sin miramientos

y se hallaron dos universos paralelos en un mismo concepto.

Entonces, empezó a fluir: el proceso traductor y sus alumbramientos.

 

Sea en español o en inglés, el mensaje no puede cambiar.

¿No mismo sentido o no mismo sentimiento?

En francés o en árabe, el fin del texto no ha de variar,

la única supresión válida es la omisión del aliento.

 

Y lo que parecía un montón de palabras sin sentido

encendió fuegos en el alma y avivó pensamientos,

es la puerta abierta al edén del saber.

La traducción: el lazo de unión más fuerte de todos los tiempos.

Ana López

Alumna de 2º de Traducción y Comunicación Intercultural

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s