El Pilot

Desgraciadamente, son muchos los que piensan que el traductor de Google puede reemplazar a un traductor humano. Es cierto que ha mejorado con los años, pero no es menos cierto que no deja de ser una máquina que no puede pensar. Una máquina no puede captar la ironía, discriminar entre las connotaciones de una palabra o entender la diferencia que existe entre culturas.  Esta es la insalvable brecha que separa al traductor humano del traductor máquina. Una insalvable brecha que aporta o quita calidad a una traducción.

La última novedad de traductores automáticos es un pinganillo que hace chuchotage, es decir,  interpretaciones simultáneas al oído. La idea de este dispositivo es que cada persona lleve un auricular inalámbrico y lo ponga en su oído. Estos auriculares estarán conectados a una aplicación que ambos deberán tener en el móvil y… ¡magia! ¡Adiós a las barreras lingüísticas!

Pero la interpretación no es ninguna magia. Lo parece, pero no lo es. La interpretación es horas de trabajo, esfuerzo y dedicación. La interpretación es pasión, atención y rapidez.

Aunque no hay que dejar de reconocer la utilidad del Pilot, me gustaría compartir una serie de preguntas y de cuestiones que no me acaban de convencer del correcto funcionamiento del Pilot:

  • Si el Google Translator, después de unos 10 años funcionando, no es perfecto, ¿por qué va a serlo este dispositivo, que es nuevo?
  • Pilot no deja de ser un robot. ¿Hasta qué punto puede traducir un chiste, una ironía o transmitir un matiz cultural?
  • En una conversación pueden surgir muchos términos coloquiales, muchos de los cuales varían por territorios, pero también pueden surgir términos técnicos. ¿Va a ser capaz de interpretar niveles del lenguaje tan distintos?
  • Los humanos modelamos la voz al hablar y jugamos con el tono que le damos a la oración. ¿Va a ser capaz Pilot de recrear los tonos? ¿Va a hablar Pilot con voz humana o robótica?
  • Se va a necesitar estar conectado a Internet para utilizar la aplicación. ¿No va a resultar demasiado caro utilizarlo en otro país?
  • En principio solo se tiene un auricular, por lo que nuestro cerebro va a recibir la información en nuestro idioma y en el otro a la vez. ¿No va a resultar incómodo el oír la conversación en varios idiomas?

Por supuesto, se verá su utilidad y su éxito una vez se lance al mercado. En mi opinión como estudiante de interpretación, a las máquinas aún les queda mucho para llegar al nivel de calidad que ofrecen los traductores o intérpretes humanos, en especial en situaciones en las que las culturas sean muy distintas o en las que se utilicen muchos tecnicismos.

Eso sí, la creación del Pilot pone en relieve la necesidad de aprender idiomas en un mundo cada vez más globalizado.

Y tú, ¿qué opinas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s