Intérprete ¿se nace o se hace?

Muchas personas ven al intérprete como un héroe con superpoderes. ¿Cómo cambia de idioma tan rápido? ¿Cómo es capaz de transmitir un discurso utilizando solo su memoria y sus símbolos?¿Cómo puede hablar y escuchar a la vez? Sin embargo, estos poderes, ¿se adquieren o se nace con ellos?

No es raro que en una clase de interpretación se plantee esta pregunta. La respuesta, por supuesto, está sujeta a opiniones. Está claro que el tener una serie de habilidades puede facilitar el trabajo. Por ejemplo, muchas intérpretes son mujeres, puesto que nuestro cerebro está programado para hacer dos cosas a la vez con más facilidad que un hombre. Por supuesto, esto no quiere decir que no haya intérpretes hombres, ni que estos sean peores que las mujeres.

A pesar de lo que pueda parecer, la interpretación no es magia. La práctica y la documentación son la clave. Alguien que tiene habilidad pero que no practica y no se documenta no va a ser un buen intérprete. De la misma manera, alguien que se documenta y practica va a llegar a ser un gran intérprete. Todo puede lograrse con esfuerzo, y ser intérprete no es la excepción.

Tengamos más o menos facilidad, todos tenemos que practicar, esforzarnos y amar lo que hacemos. Si quieres ser intérprete y te esfuerzas para hacerlo, podrás serlo. Así de sencillo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s