Vuelta al blanco

Un año más, el verano se ha acabado y comienzan las clases. Hoy es el día en el que unos volverán a caminar entre las blancas paredes y otros tratarán de encontrar por primera vez el Aula Magna. Espero que este año adquiráis mucha terminología, manejéis programas nuevos, no sufráis con las excepciones de la gramática francesa y aprendáis mucho de vuestros errores.

Mucho ánimo a todos con este nuevo curso (a vosotros, los profesores, también)  y que el reencuentro sea agradable.

Anuncios

Breve directorio de asociaciones de traductores

La traducción suele verse como una profesión solitaria y, en cierta manera, lo es.  Sin embargo, hay diversas formas de batir dicha «soledad». La primera puede ser en la participación de foros como ProZ, donde se pueden consultar dudas y ponerte en contacto con traductores. La segunda es hacerse socio de alguna asociación, de forma que puedas participar en cursos de formación o, simplemente, estar en contacto con otros socios.

Algunas asociaciones actúan en un ámbito más nacional, como ASETRAD, aunque otras se centran más en algún área geográfica, como ASATI. Además, algunas de ellas están especializadas en tipos de traducción, como ACE Traductores (traducción literaria). Aquí hay una lista de las asociaciones de traducción e interpretación españolas.

AGPTI: Asociación Galega de Profesionais da Traducción e da Interpretación www.agpti.org/

ACE Traductores: Sección Autónoma de Traductores de Libros de la Asociación Colegial de Escritores de España www.ace-traductores.org

APTIC: Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes de Cataluña www.aptic.cat/es/

APCIJ: Asociación profesional de Traductores e Intérpretes Judiciales y Jurados www.aptij.es

ASATI: Asociación Aragonesa de Traductores e Intérpretes www.asati.es

ASETRAD: Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes www.asetrad.org

ATIJC: Associació de Traductors i Intèrprets Jurats de Catalunya www.atijc.com 

ATRAE: Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual de España http://atrae.org/ 

EIZIE: Euskal Itzultzaile, Zuzentzaile eta Interpreteen Elkartea (Asociación de traductores, intérpretes y correctores de lengua vasca) www.eizie.org

TREMÉDICA: Asociación Internacional de Traductores y Redactores de Medicina y Ciencias Afines www.tremedica.org

XARXA: Red de traductores e intérpretes de la Comunidad Valenciana www.xarxativ.es

Además, la Red Vértice (www.redvertice.org) es un canal en el que estas asociaciones y algunas internacionales confluyen. Comparten información, novedades, convocatorias, cursos o eventos. También se aplican descuentos y se consultan opiniones y políticas sobre el sector.

El código deontológico

Un código deontológico recoge una serie de criterios, basados en normas y valores éticos, que asumen los profesionales para llevar a cabo correctamente su actividad. Muchos de estos códigos los emiten colegios profesionales, y todo el que se adscribe a él debe asumirlo. Sin embargo, en el caso de la traducción y de la interpretación, no hay ningún colegio profesional, por lo que el caso del código deontológico es un poco diferente al del resto de profesiones.

A falta de colegio, existen diversas asociaciones. Cada asociación tiene un código deontológico diferente, aunque similar, que sus miembros deben cumplir. Este código sirve para mantener un nivel de exigencia, competencia y calidad. Recoge también consideraciones morales acerca de aspectos complejos de la vida profesional. Son una especie de pautas de conducta que tienen como objetivo dignificar la profesión y asegurar un buen servicio.

Los criterios deontológicos del ámbito de la traducción y la interpretación podrían agruparse en estos grandes grupos:

  • Relación con el cliente: en general, este apartado recoge las características del acuerdo entre el profesional y el cliente. El acuerdo con el cliente tiene que reflejar todos los detalles necesarios (combinación y dirección lingüística, formato de entrega, etc.) y condiciones de la prestación del servicio (plazo, forma de pago, dietas, material, etc.). Por supuesto, el acuerdo debe ser justo para ambas partes. El traductor puede pedir cierto reconocimiento por el trabajo realizado, como que su nombre aparezca en la portadilla de un libro o en la página de derechos legales.
  • Con la profesión y el resto de traductores e intérpretes: el profesional no incurrirá en la competencia desleal o en el desprestigio de la profesión. Ayudará a sus compañeros, ya sea compartiendo experiencias o respondiendo consultas. En caso de subcontratar, lo hará ofreciendo unas condiciones de trabajo dignas.
  • Eficiencia y calidad: el trabajo ofrecido deberá ser de calidad. El contenido de la traducción o interpretación será lo más fiel posible al mensaje original, sin modificar o suprimir su contenido. Además, no se aceptará un trabajo para el que se considere que no se está preparado. El profesional será imparcial, honrado y profesional.
  • Confidencialidad: cualquier información que provenga del encargo o que el cliente aporte es confidencial.
  • Formación continua: hay que estar al día de las últimas novedades (tecnológicas, de la actualidad sociopolítica y cultural, de las disciplinas afines al ámbito) y seguir formándose para mantenerse actualizado y brindar el mejor servicio posible.
  • Con la asociación: en caso de que haya algún problema, la asociación podrá formar parte del arbitraje del mismo. Además, el profesional deberá dar buena imagen de la asociación.

El código deontológico variará de una asociación a otra, pero la mayoría de ellas contemplarán, como mínimo, los puntos que se acaban de explicar.

Adopta una autora

Llegar al estrellato siempre cuesta mucho trabajo y son muchos los que se quedan atrás. Sin embargo, no quiere decir que estos no se hayan esforzado, o que no deban recibir conocimiento por su trabajo. El proyecto «Adopta una autora» consiste en justamente eso. Una vez adoptada la autora que hayas escogido, tienes que dar a conocer su vida y obra. No importa su nacionalidad, género, formato de lectura o época.

Si, por el contrario, no tienes una propuesta muy clara, existe una lista de la que puedes escoger a quien tú quieras. Deberás rellenar un formulario, para asegurar que la elegida no está adoptada ya, y ya tienes vía libre para escribir sobre ella. La autora, por supuesto, no tiene que ser muy conocida, por lo que Agatha Christie, Suzanne Collins y María Dueñas no valen.

Existen tres requisitos:

  • La adopción se hace a largo plazo, por lo que no se puede ir cambiando de autora cada mes. Puedes cambiar de autora cuando hayas escrito al menos una reseña y una pequeña investigación.
  • Mientras la hayas adoptado, deberás escribir una entrada o grabar un vídeo cada dos meses (como mínimo). Se pueden hacer excepciones si están justificadas y si las comentas con la organización previamente. Se pueden escribir reseñas de sus obras, investigaciones sobre su vida o sobre su obra, entrevistas, citas, traducciones,… Puedes publicar en tu propio blog, canal de Youtube o podcast. Sin embargo, si no tienes blog propio, también puedes publicar en el de Adopta una autora.
  • El contenido tiene que ser original. Quien cometa plagio será expulsado del proyecto.

Si, por otra parte, lo tuyo no es escribir, puedes colaborar de otra forma. En este proyecto participan también correctores, lectores, ilustradores, animadores de redes sociales, etc. ¿A qué estás esperando?

Intérprete ¿se nace o se hace?

Muchas personas ven al intérprete como un héroe con superpoderes. ¿Cómo cambia de idioma tan rápido? ¿Cómo es capaz de transmitir un discurso utilizando solo su memoria y sus símbolos?¿Cómo puede hablar y escuchar a la vez? Sin embargo, estos poderes, ¿se adquieren o se nace con ellos?

No es raro que en una clase de interpretación se plantee esta pregunta. La respuesta, por supuesto, está sujeta a opiniones. Está claro que el tener una serie de habilidades puede facilitar el trabajo. Por ejemplo, muchas intérpretes son mujeres, puesto que nuestro cerebro está programado para hacer dos cosas a la vez con más facilidad que un hombre. Por supuesto, esto no quiere decir que no haya intérpretes hombres, ni que estos sean peores que las mujeres.

A pesar de lo que pueda parecer, la interpretación no es magia. La práctica y la documentación son la clave. Alguien que tiene habilidad pero que no practica y no se documenta no va a ser un buen intérprete. De la misma manera, alguien que se documenta y practica va a llegar a ser un gran intérprete. Todo puede lograrse con esfuerzo, y ser intérprete no es la excepción.

Tengamos más o menos facilidad, todos tenemos que practicar, esforzarnos y amar lo que hacemos. Si quieres ser intérprete y te esfuerzas para hacerlo, podrás serlo. Así de sencillo.

Sacagawea

La Malinche no fue la única indígena que desempeñó las labores de un intérprete. Sacajawea también cumplió esta función de forma brillante.

Nació en 1787 en el seno del clan agaidikan, perteneciente a la tribu de los shoshone. Siendo todavía una niña, una tribu adversaria la raptó junto con más chicas del poblado. Allí, la obligaron a casarse con Touissant Charbonneau, un mercader francés. De hecho, hay versiones que dicen que ganó a Sacagawea en una apuesta.

Resultado de imagen de sacagawea

Lewis y Clark hicieron un alto en su expedición para contratar a intérpretes, y uno de los elegidos fue Charbonneu, de quien esperaban que se trajera a su mujer por su dominio de la lengua shoshone. Así pues, él y Sacajawea se trasladaron al fuerte norteamericano, donde nació su hijo, conocido como Pompy («primer viajero»). El objetivo de la expedición era cartografiar y establecer presencia al oeste de los Estados Unidos, por lo que las habilidades geográficas de Sacagawea fueron de gran ayuda. Además, les brindó protección gracias a sus conocimientos de plantas medicinales. Uno de los pueblos por los que pasaron fue el suyo propio, por lo que pudo reencontrarse con su familia. Gracias a esta expedición, se realizó el primer cruce oficial por el oeste del país, desde Dakota del Norte hasta Oregón.

Existe controversia sobre su muerte, puesto que algunos afirman que murió en 1812 por una enfermedad desconocida. Sin embargo, algunas tradiciones nativo americanas afirman que Sacagawea se alejó de su esposo y se unió a una tribu comanche de las Grandes Llanuras, en busca de su tribu originaria. Se dice que se casó con alguien de esta tribu y que cambió su nombre a Porivo.

Sobre la escritura de su nombre también existen diversas opiniones:

  • Algunos afirman que se escribe Sacagawea, puesto que es la que utilizan Lewis y Clark cuando la mencionan en sus diarios.
  • Otros afirman que la forma correcta es Sakakawea, puesto que significaría “mujer pájaro” en hidatsa. Al parecer, Charbonneau mencionó que el nombre de su esposa significaba “mujer pájaro”.
  • La última opinión apuesta por Sacajawea, que proviene del shoshone “halador de bote” y es la escritura predilecta de lo Lehmi Shoshone. Algunos académicos la consideran incorrecta porque afirman que se utiliza la “j” por la pronunciación fuerte de la “g” del nombre original.

Sus interpretaciones favorecieron a negociar con las tribus shoshones y a evitar derramamientos de sangre. Se dice que sirvió de inspiración a sufragistas de la época, puesto que se le permitía votar en las decisiones de la expedición. Es un símbolo de la valía de las mujeres y de su independencia.

Premios de traducción

La mejor película recibe un Óscar, la mejor canción recibe un Grammy y los mejores reportajes reciben un Pulitzer. Pero, ¿qué premios puede ganar una traducción?

Premio ATRAE: esta asociación otorga galardones para reconocer los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual. Los socios proponen un máximo de tres candidaturas por categoría (mejor traducción y adaptación para doblaje, voces superpuestas y mejor subtitulación en vine, TV, DVD, TV o dispositivo móvil; y mejor traducción de videojuego para consolas, PC, web o dispositivo móvil) y los ganadores del año anterior escogen a los finalistas. Esta asociación también otorga el premio Xènia Martínez a aquel que haya contribuido a dignificar la profesión.

Premio Nacional a la Mejor Traducción: es el premio más importante de España. Lo otorga el Ministerio de Cultura y premia a la mejor traducción de una obra extranjera a una de las lenguas oficiales, aunque generalmente es el español. Anteriormente se llamaba premio Fray Luis de León. Lo concede anualmente un jurado compuesto por filólogos y traductores. Tiene dos categorías: premio a una obra traducida y premio al conjunto de una obra. La última premiada (2016) es Ana María Bejarano Escanilla, por su traducción de Gran Cabaret, de David Grossman.

Premio Nacional a la Obra de un Traductor: reconoce la trayectoria de traductores literarios destacados. Se concede desde 1989.

Premio Stendhal de Traducción: convocado por la Fundación Consuelo Berges desde 1983, galardona la mejor traducción literaria al español de un original francés. Se concedió por primera vez en 1983, el año del centenario de Stendhal. El último premio se otorgó en 2011, aunque se reanudará este año.

Premio de Traducción Ángel Crespo: lo otorga la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Autónoma de Barcelona y el Centro de Lingua Portuguesa / Instituto Camões de Barcelona. Los años pares se premia a las obras de traducción de portugués al español y en los impares a la traducción del portugués al catalán.

Premio de Traducción Tomás Segovia: está organizado por diversas entidades culturales y literarias de México. Es el premio más joven, puesto que nació en el año 2012. Un año se premia a traductores de cualquier idioma al español, y al año siguiente se premia a los traductores de español a cualquier idioma.